Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación

Las tribus nativo americanas luchan en contra del oleoducto de Nord Dakota

Chicago 18.09.2016 Jpic-jp.org Traducción de: Sara Clemente El 1 de abril del 2016 decenas de miembros de varias naciones nativo americanas montaron sus caballos para protestar en contra del proyecto de construcción de un oleoducto que cruzaría el río Missouri e invadiría las tierras de las tribus, que se encuentran  muy cerca de Dakota del Norte. El proyecto del oleoducto es una muestra típica de un abuso a los derechos humanos y requiere un tipo de defensa que y puede volverse como una guía paradigmática para la promoción de la autodefensa.

Un grupo de aproximadamente 200 miembros de las tribus se preocupa de que el oleoducto Dakota Access contamine el río. “Sin agua no hay vida y esta es nuestra fuente principal”. De hecho, el oleoducto atravesará el acuífero de Ogallala, una capa freática de poca profundidad que cuenta un millón de años,  abarca a ocho estados y provee agua fresca para el consumo humano y para la agricultura en su curso que bordea la reserva indiana Standing Rock. Un derrame de petróleo podría contaminar el acuífero de Ogallala que ya está en crisis y en peligro de secarse, lo cual pondría en peligro una fuente de agua que beneficia a millones de personas. Además, también cruzaría tierras que tienen importancia histórica para la Nación Sioux, incluyendo a cementerios. Es más, un miembro de la nación Standing Rock afirma que “se van a meter debajo del rio a 500 yardas de la tumba de mi hijo, de mi padre y mi tía, a quien recién enterré la semana pasada”. A pesar de que ahora viven en reservas, el oleoducto de Dakota atravesaría el territorio que un tratado les ha otorgado desde el comienzo. El campo petrolífero de Bakken se ve como una base de operaciones para la última invasión industrial de las Tierras Indias de los Tratados y traerá consigo corrupción, contaminación y violencia, como cuando se descubrió oro en Dakota del Sur en la década del 1800. Por lo tanto, la lucha de la Nación Sioux muestra las credenciales de un correcto camino ya que ha dado los pasos necesarios para defender sus derechos. En primer lugar, la gente pidió un estudio de impacto ambiental, que no se ha hecho. También tiene el apoyo de la ley ya que la tubería infringe los derechos al agua que se le garantiza a la tribu a través de tratados y protocolos. En tercer lugar, busca el bien común: “No es sólo nuestro problema sino también de todos los que viven río abajo, a lo largo del camino hasta el Golfo de México”, afirma su portavoz.

En realidad, el grupo esta formado por miembros de la nación de Standing Rock, así como de otras naciones de Dakota del Norte y del Sur, incluyendo a los Lakota del rio Cheyenne y a los Sioux de Rosebud. Es por eso que todos se unieron en esta cabalgada, carrera y caminada hasta Cannonball, Dakota del Norte, para establecer un campamento donde se supone que el oleoducto atravesaría el río. Planean quedarse allí indefinidamente como medio para crear conciencia social y también para ser  un símbolo de resistencia en contra de la construcción del oleoducto. Los impactos socio-culturales del oleoducto son aun más importantes y van más allá de la destrucción ambiental y han hecho que muchos (nativos y no nativos) se unieran para participar en esta carrera de 800 km, a la que han llamado “Run for Your Life” (Corre por tu vida). La manifestación empezó el 24 de abril para terminar el 3 de mayo en la oficina del cuerpo de ingenieros del ejercito en Omaha, Nebraska, en donde los participantes entregaran una petición. Dos madres de la nación Kettle Lajota dijeron: “El oleoducto traerá todo tipo de problemas, incrementará el nivel de delincuencia, drogas y trafico sexual, cosas que no queremos para nuestro pueblo”.

La llegada del oleoducto es considerada igual de destructiva que la de los ferrocarriles que hace siglos redujo considerablemente la cantidad de búfalos y afecto a la población que dependía de ellos. Los cazadores de búfalos exterminaron las manadas de búfalos y "trajeron a colonos y a peregrinos a nuestro territorio, lo cual impacto nuestro modo de vida y nuestra libertad", sostienen. El derecho legal que tiene la nación Lakota se basa en la " Doctrina Winters ",  un caso histórico del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que en 1908 declaró sus derechos de agua y del agua limpia del río Missouri. “Permitimos que los EE.UU. utilicen nuestra agua”, dice Yellow Fat, un nativo representante de la tribu. “Una vez más el gobierno de los EE.UU. está permitiendo que grandes compañías se aprovechen de nosotros. Existió una época en la que teníamos tierra abundante. Ahora es como si estuviésemos en un campo de prisioneros y aún así intentan quitarnos lo poco que nos queda”, añade. Es necesario que prevalezca la esperanza de tener un final pacifico pero también advierte que “esta lucha es por nuestro futuro. Nuestros antepasados, hasta los más recientes como nuestros bisabuelos, han luchado y fallecido por mantener lo poco que nos queda. No permitiremos que nos quiten aún más”. Esta lucha es un gran ejemplo de la defensa de derechos humanos que se basa en fundamentos jurídicos y en el deseo de defender un bien común que además está garantizado por datos históricos. Se puede considerarlo entonces como una guía y un paradigma para todo tipo de autodefensa de los derechos.

Fuente: - http://www.theguardian.com/us-news/2016/apr/01/native-american-north-dakota-oil-pipeline-protest

Para obtener más información visite las siguientes paginas

- http://omissisnews.com/usa-south-dakota-los-sioux-se-unen-en-contra-del-oleoducto-keystone-xl/

- http://www.lakotavoice.com/2016/03/28/tribal-citizens-rise-up-against-bakken-oil-pipeline/

- http://www.truth-out.org/news/item/35859-lakota-lead-the-fight-against-the-dakota-access-pipeline

Deje un comentario