Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación

Más allá de Brexit

Glasgow 10.11.2016 Margaret Sweeney, presidente Traducción de: Jpic-jp.org

Imagínese estar en una ciudad extraña, en un país extranjero, en una noche fría de invierno. No habla el idioma y no tiene alojamiento. Está empezando a llover y no conoce a nadie que pueda ayudarle ... ¿ Qué puede hacer? ¿A dónde puede ir? Cuando la defensa se convierte en caridad, amor y amistad, los derechos humanos (el 10 de diciembre celebramos su día) se fortalecen.

Un refugio nocturno en Glasgow para los que solicitan asilo.

Glasgow es una de las principales ciudades del Reino Unido a la cual el Ministerio del Interior envía a los solicitantes de asilo; por ende, tiene un gran número de estos extranjeros, tanto los que están actualmente en el sistema oficial de apoyo como aquellos que, al menos temporalmente, no lo están.

Somos un grupo de 50 voluntarios comprometidos, hombres y mujeres, de diferentes edades y circunstancias. Nos une la idea de que es totalmente inaceptable que se deje deliberadamente a gente desposeída en la calle, sobre todo cuando estas personas son a menudo víctimas de persecución e incluso de tortura. Es así que hemos organizado el Refugio para la noche en Glasgow.

Cada noche, desde hace casi 5 años, hemos estado utilizando un salón de en una iglesia para albergar a indigentes de que solicitan asilo y también a inmigrantes quienes, por al no ser parte de la UE, no pueden acceder a los servicios para personas sin hogar. Los hombres que se presentan por primera vez llegan con frio, hambre, cansancio, miedo  y sin ánimos - y se convierten en nuestros huéspedes bienvenidos. Durante la noche podemos utilizar una sala/TV,  un comedor, una cocina, los servicios de aseo y un gran salón donde los hombres duermen sobre colchones de buena calidad con todas las cobijas necesarias. Quisiéramos ofrecer la misma oportunidad a las mujeres que lo necesitan pero ha sido muy difícil encontrar locales que las acepten. Sin embargo no abandonaremos nuestra búsqueda.

Abrimos a las 8 de la noche y cerramos a las 8 de la mañana. Damos a nuestros huéspedes una cálida bienvenida y una cena caliente y nutritiva. Luego pueden ver televisión o a charlar entre sí o con los voluntarios. Cuatro voluntarios se turnan para dormir aquí cada noche y así ofrecen amistad, consejo y, a veces, asistencia sanitaria. Hacemos lo posible para alentar a nuestros huéspedes a que recopilen la evidencia necesaria para solicitar asilo y, por lo tanto, encontrar la forma de ingresar al sistema oficial de apoyo a los inmigrantes. Este año organizamos un entrenamiento intensivo para algunos voluntarios de manera que ahora incrementa la capacidad de ayudar a nuestros huéspedes cada vez más en nuestra comunidad. También recogemos ropa abrigada y zapatos y los distribuimos según lo que se necesite.

Algunos de nuestros huéspedes requieren mucho más apoyo por varias razones: por tener problemas de salud mental o física, por ser muy jóvenes o muy mayores, por tener los nervios en punta debido a un viaje terrible o una historia de persecución. Hacemos lo que podemos para ayudar, acompañándoles a médicos y abogados y conectándoles con otras organizaciones que pueden ofrecer una intervención especializada. Nuestros huéspedes pueden quedarse con nosotros el tiempo que necesiten, básicamente hasta que logren mejorar su situación.

Hacemos todo esto porque nos parece inmoral que el Reino Unido, un país relativamente rico, ponga a personas vulnerables en la calle, sin apoyo ni alimentos. Pedir asilo es un derecho humano. El sistema de asilo aquí es muy exigente, con normas de prueba sumamente difíciles de conseguir para quienes han tenido que huir con gran prisa de su país y pasar por un horrible viaje durante meses. Dado que les ofrecemos mayor seguridad y estabilidad, muchos de nuestros huéspedes logran obtener asilo. Creemos que los solicitantes de asilo deben ser tratados con humanidad durante toda su estancia y estamos decididos a continuar con nuestro compromiso. No sé ni cómo expresar la satisfacción que nos da nuestro trabajo, especialmente cuando vemos que uno de los huéspedes que ha llegado casi desahuciado se pone de pie rápidamente y se convierte  en nuestro amigo.

Para más información: https://glasgownightshelter.org/ 

Deje un comentario