Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación

Tobin contra las políticas inmigratorias de Trump

Crux 17.05.2017 Shannon Levitt Traducción de: Original - Jpic-jp.org

El cardenal Joseph Tobin, de Newark, Nueva Jersey, hizo un fuerte llamado a la acción para que los líderes católicos se opongan a las políticas inmigratorias implementadas por la administración Trump; él las considera una "crueldad contra gente inocente" y reflexiona en voz alta sobre el impacto que se daría, si cada cardenal y obispo en el país acompañaría a un potencial deportado a su audiencia en la corte.

Tobin hizo un fuerte llamamiento para que los líderes católicos estadounidenses resistan las posiciones sobre inmigración del gobierno de Trump diciendo que "realmente solo los que piensan correcto el infligir crueldades a personas inocentes pueden apoyar las políticas que hemos visto en los últimos meses". "¿Qué pasaría si cada cardenal acompañara a una persona que cruzara su camino a una audiencia de deportación? ¿Cada obispo? ¿Cada alcalde?" Tobin desafió a la gente a ver a los inmigrantes como son, y no como estereotipos distorsionados, diciendo que al hacerlo, "mostramos nuestra cara".

Sus comentarios fueron parte de la celebración del Día Mundial de las Comunicaciones, el 17 de mayo, organizada por la Diócesis de Brooklyn. Tobin ha estado durante mucho tiempo entre los obispos más francos sobre el tema de la inmigración. Él hizo noticia en marzo cuando fue junto con un abuelo, de 59 años de edad, Catalino Guerrero, que se enfrentaba a la deportación a un tribunal federal para su audiencia. Tobin habló sobre el caso en su discurso de apertura. Dijo que haber acompañado al hombre "no había sido una estrategia consciente, sino que al orar con él y su familia y con otros grupos religiosos en Nueva Jersey, estas acciones tomadas en conjunto proporcionaron una lente" para que otros pudieran entender los acontecimientos y se sintieran inspirados a la acción.

Debido a que los republicanos tienen ahora todo el poder como un partido único, dijo: "El Congreso y el presidente podrían aprobar una reforma migratoria integral si quisieran". Sin embargo, hasta que eso suceda, Tobin no quiere que la gente se siente y tan solo vea cómo las cosas van a desarrollarse, sino que él habla de un "llamado a la fe" y de cómo motivar a la gente para que actué. El día que fue con Guerrero, "la gracia de Dios se hizo presente" por al menos dos razones, dijo: "Puso un rostro a gente que con frecuencia está deshumanizada y nos puso a nosotros un rostro y un llamado a la solidaridad". Ese día fue "un acto de compasión de mi parte", pero para algunos "fue un acto de esperanza, ya que la Iglesia, el cuerpo de Cristo tiene derecho a una voz en la arena pública y esta voz debemos reclamarla". Tobin dijo que no cree que los medios de comunicación deban ser una "saco de boxeo" para las personas, pero desafió a los medios para que den las noticias de manera directa en lugar de matizarlas con ideas basadas en el miedo como si "lo que sangra, hace avanzar".

Una semana después de su toma de posesión, el presidente Donald Trump cumplió con su promesa de restringir la inmigración y deportar a la gente que está sin papeles. Su primera orden ejecutiva sobre el tema causó caos en los aeropuertos, ya que no estaba claro que hacer con los que tenían visa permanentes y visas anteriores de los países explícitamente prohibidos. Los obispos estadounidenses formaron parte de cuantos provocaron una rápida marcha atrás. El obispo Joe S. Vásquez, de Austin, Texas, presidente de la Comisión de Migración, declaró: "Estamos muy en desacuerdo con la suspensión de las admisiones de refugiados de este decreto ejecutivo. Creemos que ahora más que nunca, dar la bienvenida a los recién llegados y refugiados es un acto de amor y esperanza". Después de que la orden inicial fuera anulada por un juez del distrito federal, Trump firmó un segundo decreto ejecutivo el 6 de marzo en el que quitaba a Iraq de la lista de naciones prohibidas y cambiaba la prohibición indefinida por los inmigrados sirios. También se especificó que las personas de estas naciones que ya tienen visas válidas aún podían entrar a los Estados Unidos. Una vez más, se puso en marcha una orden de restricción que impidió que la medida entrara en vigor y actualmente está siendo revisada por los tribunales. Aunque la intensidad de la oposición a las órdenes ejecutivas desapareció de los titulares, los obispos estadounidenses continúan declarándose públicamente opuestos en sus propios comunicados de prensa y sus entrevistas con la prensa. Algunos incluso llegaron a subir de tono en sus declaraciones públicas.

El 19 de marzo, el Cardenal Blaise Cupich, de Chicago, dijo en un programa de Telemundo: "Estoy aquí hoy para asegurarles que nosotros nos mantenemos de lado de los que están llenos de temor por el odio expresado y las amenazas hechas durante el año pasado hacia los inmigrantes y los refugiados". La perspectiva de Trump es la deportación masiva de todos los que actualmente en los Estados Unidos están sin papeles. La Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha sido "de nuevo potenciada y de nuevo empoderada" según el New York Times, al haber Trump eliminado la restricción de Obama que se enfocaba sólo a criminales peligrosos. El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que el presidente quiso "quitarle las esposas" a los agentes, para abrir el camino a que ICE fuera atrás de cualquier sospechoso de estar ilegalmente en el país, sin tomar en cuenta su edad, su salud o las circunstancias familiares. El New York Time informó que en febrero, durante las dramáticas redadas de detención de ICE, incluso transeúntes ocasionales habían sido arrestados y fueron definidos arrestos "colaterales". En una conferencia patrocinada por el Vaticano en California a principios de este año, el Arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, declaró sin rodeos: "Están jugando con las emociones de la gente y jugando con sus vidas y futuros, y eso no está bien".

Fuente: https://cruxnow.com/church-in-the-usa/2017/05/17/tobin-calls-trump-immigration-policies-cruelty-innocent-people/  

Ver también la Declaración del Cardenal Joseph Tobin 

Deje un comentario